¿Cuáles son las razas de perro consideradas «potencialmente peligrosas»?

Las razas de perros potencialmente peligrosas o P.P.P. son todas aquellas que por sus características morfológicas o agresividad puedan suponer una amenaza para la integridad física de personas y otros animales.

Concretamente, según la Ley 50/1999 y a su Reglamente de desarrollo 287/2002, tienen la consideración de P.P.P. las siguientes razas así como sus cruces:

Pitbull Terrier

Staffordshire Bull Terrier

Stafforshire Bull Terrier

American Staffordshire Terrier

Rottweiler

Dogo Argentino

Fila Brasileiro

Tosa Inu

Akita Inu

Además según el Decreto 287/2002 Anexo II, se considera animales potencialmente peligrosos aquellos que cumplan todas o la mayoría de las siguientes características :

  • Fuerte musculatura, aspecto robusto, poderoso, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico con medidas comprendidas entre 60 y 80 cm. Tamaño de la cruz 50 y 70cm y un peso superior a 20Kg.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta con cráneo ancho y grande, mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • Cuello musculoso, ancho y corto.
  • Pecho macizo, ancho, musculoso, profundo, grande con costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas. Extremidades posteriores muy musculadas relativamente largas formando un ángulo moderado.

La tenencia de cualquiera de estas razas y sus cruces requerirá la previa obtención de una licencia administrativa que será otorgada por el Ayuntamiento del solicitante. Esta licencia tiene validez de 5 años, pudiendo ser renovada sucesivamente por periodos de la misma duración.

¿Qué requisitos exige la Licencia para la tenencia de P.P.P.?

  1. Ser mayor de edad.
  2. No tener antecedentes legales por homicidio, lesiones, torturas, delitos contra la libertad o contra la integridad moral, libertad sexual o salud pública. Haber estado asociado a bandas armadas o de narcotráfico así como no estar privado jurídicamente a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  3. No haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves con algunas sanciones accesorias previstas en la Ley 50/1999 sobre el régimen jurídico de animales potencialmente peligrosos.
  4. Disponer de capacidad física así como aptitud psicológica para la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Se obtiene mediante un certificado psicotécnico consistente en un reconocimiento tanto médico como psicológico.
  5. Formalizar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con cobertura no inferior a 200.000€.

Medidas de seguridad con animales considerados potencialmente peligrosos

La presencia en lugares o espacios públicos de P.P.P. exige que la persona que lo controle llegue consigo la licencia administrativa, que el animal tenga, de forma obligatoria, bozal apropiado para la tipología racial además de que la correa sea de tipo no extensible y con menos de 2 metros de largo. Además no está permitido llevar más de una de estas razas o cruces de perros por persona.

La pérdida o robo del animal debe ser comunicada al Ayuntamiento de residencia del propietario en un plazo máximo de 48 horas desde que se tenga conocimiento de los hechos.

En cuanto a los cuidados de salud el propietario está obligado a tener la cartilla de vacunación actualizada, obligatoriamente la vacuna anual de la Rabia, así como mantener una desparasitación periódica y someterlo a observación veterinaria cuando muestre signos de enfermedad o sufrimiento.

Recordar que, tanto las razas consideradas como potencialmente peligrosas como las que no, los propietarios están obligados a limpiar los excrementos que realicen sus mascotas en la vía pública y depositarlo de manera higiénica en los cubos de basura o en los lugares que la Autoridad Municipal determine a tal efecto, así como diluir con agua las micciones.

Legalmente son los requisitos que debemos cumplir si queremos ser propietario de una de las razas descritas o sus cruces. No obstante ,no hay que olvidar que siguen siendo una mascota, que necesitan socializarse con otros animales y personas, incluidos los niños, ya que si los mantenemos al margen de la sociedad, no permitimos juegos ni paseos por zonas concurridas acabaremos teniendo un perro con carácter marcado genéticamente lleno de miedos, estrés y frustraciones. Probablemente todas estas condiciones hagan cumplir la ley pero van a fomentar los problemas de comportamiento que las originan. Ten un perro educado, equilibrado y feliz sea P.P.P. o no.

¿Por qué mi perro monta a las personas?

Es muy habitual que las personas tratemos de humanizar a las mascotas. Es por ello que se suele asociar la conducta de monta de los perros con comportamientos sexuales, cuando puede ser efecto de otras causas. A continuación explicaremos los diversos motivos por los que los perros (independientemente del género) puede montar tu pierna o brazo.

Monta por comportamiento sexual

Es una aptitud normal entre animales enteros (no esterilizados), tanto machos como hembras para responder a una necesidad hormonal y no con el fin de buscar placer. Suele ir acompañado de un lenguaje corporal como lamidos, juegos, llamada de atención con la pata, etc… En los animales castrados este comportamiento suele producirse si han tenido experiencia sexual previa a la esterilización.

Juegos, llamada de atención.

Perros jugando Otoño

Algunos perros asocian el acto de montar a otros perros y/o personas como una forma de llamar la atención o comenzar un juego. Es un acto típico de animales con déficit de atención social, perros que pasan mucho tiempo solos o que no se suelen relacionar con otros animales de forma habitual. El problema es que esta sobreexcitación mostrando la euforia que están sintiendo con este comportamiento, puede llegar a ser molesto para las personas y para otros animales, con lo que puede producirse un efecto contrario a lo que el animal busca.

Estrés

El estrés puede provocar que la monta se convierta en un hábito compulsivo. En este caso, este comportamiento interfiere en la vida de tu mascota (alimentación, sueño, alteraciones con el entorno,…) además, en casos crónicos, pueden llegar a provocar lesiones físicas. Cuando el factor estresante es puntual, como por ejemplo la llegada de una nueva mascota o visitas a casa, el perro actúa montando al nuevo perro, persona, su propietario u objetos que estén a su alcance (cojines, mantas, etc). Este comportamiento acaba cuando el entorno del animal vuelve a la normalidad.

Problemas de salud

Los animales con infecciones en el tracto urinario o incontinencia urinaria suelen mostrar este comportamiento. Ocurre también en casos de priapismo,en problemas neurológicos y/o hormonales (niveles de estrógeno/testosterona alterados) que se suelen acompañar de un lamido excesivo de la zona genital. Suelen ser graves y requiere de control veterinario.

La monta es mucho más que un simple comportamiento sexual que en cierto momento nos puede llegar a ruborizar. Si suele ser una actitud frecuente en tu mascota puede ser de mucha ayuda acudir a un experto en comportamiento canino para que te enseñe a corregir esta conducta. En ciertas ocasiones aumentar la actividad física en la mascota modifica este comportamiento, e incluso en ocasiones (menos frecuentes) puede ocultar una patología, por lo que te recomendamos que acudas a tu veterinario de confianza.

El cáncer, una realidad que afecta a nuestras mascotas

Los casos de tumores malignos o cáncer han crecido en los últimos años en las mascotas, convirtiéndose en una enfermedad habitualmente diagnosticada en aproximadamente la mitad de los perros con más de 10 años de edad. Es una enfermedad que preocupa y que una vez que es diagnosticada, lo primero que nos viene a la cabeza es cuanto tiempo nos queda para seguir disfrutando de la compañía de nuestro mejor amigo o si va a ser doloroso el proceso por el que desgraciadamente está pasando. A continuación explicaremos la mejor forma de detectar prematuramente un cáncer, los síntomas y el tratamiento. Read More