¿Qué cuidados necesita un hurón?

El mundo de los animales de compañía es cada vez más variado. Es habitual encontrar hogares con perros, gatos, conejos, hámsters, pajaritos, reptiles y, con más frecuencia, los hurones. Si buscas una mascota sociable, divertida y muy cariñosa el hurón puede ser tu mejor compañero. No obstante, hay cuidados muy específicos que debemos conocer antes de tener a esta mascota tan original. Es nuestra responsabilidad cumplir con estos cuidados para ofrecerle un entorno de bienestar en el que pueda disfrutar de buena calidad de vida.

Curiosidades del hurón

  1. Hurón (ferret en ingles) proviene del latín «furonem» cuyo significado es «ladrón«, palabra que describe su comportamiento puesto que tienen tendencia a coger cosas y esconderlas.
  2. Tiene una visión muy pobre, sólo ven bien a corta distancia, lo que compensan con un olfato y oído muy desarrollados.
  3. Son carnívoros, con una digestión muy rápida debido a su corto intestino. No toleran muy bien los cereales ni los vegetales, por lo que no debes abusar de ellos en su dieta.
  4. Tiene un olor corporal característico. No obstante hay que evitar el exceso de baños ya que se intensifica el olor al secar la piel. Un baño al mes es suficiente.
  5. Existen dietas en el mercado para hurones pero como tienen una alimentación muy parecida a la de los felinos pueden comer dieta específica de gatos sin problema, aunque lo ideal es que además tengan acceso a proteína animal como el pollo o conejo.
  6. Existen alimentos muy perjudiciales para su salud, en ocasiones pueden llegar a ser mortales, como es el chocolate, maíz, cebollas, lácteos y el alimento para perros.
  7. El peso de adulto es de 1,5-2,5Kg siendo las hembras un poco más pequeñas que los machos.
  8. Su esperanza de vida es de 8-10 años.
  9. Pueden llegar a dormir hasta 18 horas al día, mostrando mayor actividad durante el anochecer.
  10. El color suele ser marrón, gris o negro. En algunos casos hay hurones de color blanco, albinos, con ojos rosas pero suelen ser ciegos y padecer sordera.
  11. Al tratarse de un cazador innato es recomendable evitar la convivencia con aves domésticas o pequeños roedores.

¿Qué cuidados veterinarios necesita un hurón?

Los hurones son animales que deben someterse a una vacuna anual contra el moquillo y la rabia. La primera vacuna se puede aplicar desde las 6-8 semanas de edad. Además necesita una desparasitación periódica así como, siempre bajo recomendación veterinaria, una prevención contra la filaria o gusano del corazón.

Los hurones son animales sensibles a los cambios de temperatura, sobre todo en caso de temperaturas por encima de los 30ºC. De la misma manera que los ambientes fríos pueden tolerarlos bien, el calor excesivo puede acabar con su vida.

Esterilización. Los hurones tienen glándulas cebáceas por gran parte de su cuerpo, las cuales están ligadas a las hormonas sexuales, principalmente en machos. Es por esto que, los animales que no han sido castrados tienen un olor corporal muy fuerte que dificulta la convivencia.

En el caso de las huronas, el motivo de la esterilización es muy distinto. Si una hembra ha entrado en contacto con un macho y ovula, pero no se ha llegado a cubrir, el celo continúa con niveles de estrógenos en sangre cada vez mayores. Estos niveles tan altos durante un tiempo constante van a tener un efecto tóxico en la sangre por lo que ciertas células (como los glóbulos rojos) se dejan de producir, provocando con una anemia severa y finalmente morirá.

El hurón es un animal que no exige demasiados cuidados. No obstante, si estás pensando en incluir uno en tu familia debes conocer ciertos aspectos sobre su salud para evitar que enfermen y así brindarles una buena calidad de vida.

Tengo alergia a mi mascota, ¿qué puedo hacer?

Es muy habitual que una familia se vea en la tesitura de tener que prescindir de la compañía de su mascota porque algún miembro de la familia es alérgico. Normalmente esta decisión suele tomarse, incluso, bajo recomendación médica. Pero no te apresures, ¿quieres saber qué alternativas tienes para evitar pasar por esta traumática situación?.

Asegúrate que tu mascota es la causante de la alergia

Existen pruebas a alérgenos específicas que pueden realizarte en centros especializados para comprobar que tu problema de alergia se debe al pelo o a la descamación de la piel (caspa) de la mascota. Si ese fuera el caso existen medidas que puedes tomar para que tu adorado peludo y tú puedan vivir bajo el mismo techo, por ejemplo:

Perro subido al sofá con caída de pelo
  • Evita tejidos en casa que acumulen pelos y ácaros, por ejemplo las alfombras.
  • No permitas que el animal suba al sofá.
  • Impide que entre en la habitación donde descansa la persona que tiene alergia.
  • Debes ventilar la vivienda a diario.
  • Utiliza un purificador de aire con filtro HEPA (va a evitar la propagación de microorganismos como virus, bacterias, ácaros…)
  • Existen en el mercado lociones de uso tópico para el pelaje del animal que neutralizan los alérgenos. Consulta con tu veterinario el modo de aplicación y la frecuencia.
  • Trata de mantener la casa muy limpia, haz una limpieza exhaustiva al menos una vez por semana. Es aconsejable utilizar aspiradora y paños mojados para atrapar la suciedad.
  • Presta más atención a la higiene rutinaria animal y sus pertenencias como cama y mantas frecuentemente. No abuses del baño, este debe de realizarse como mucho una vez al mes, ya que puede dañar la piel del animal.
  • Te recomendamos que cepilles a tu mascota al menos una vez al día fuera de casa, por ejemplo durante el paseo. Va a ser esencial para evitar la caída excesiva del pelo y para eliminar residuos que también producen alergia como caspa, saliva,…

¿Qué provoca la alergia a las mascotas?

Hay una creencia común de que el motivo de alergia a las mascotas es el pelo, nada más lejos de la realidad. El pelo no es el origen de la alergia. Generalemente la hipersensibilidad a las mascotas se produce por la caspa, células epiteliales, secreciones de las gládulas sebáceas, saliva e incluso restos de orina. Además se ha visto que las personas asmáticas tienen más posibilidades de desarrollar alergia a los animales de compañía.

Existen varias opciones para no tener que llegarnos a privar de la compañía de nuestra mascota. Si se trata de los más pequeños de la casa cabe recordar que se ha demostrado científicamente los beneficios de las mascotas en niños, entre los que cabe destacar los bajos riesgos de desarrollar alergias así como de padecer enfermedades graves como la obesidad.

Aunque la alergia conlleva síntomas muy molestos existen soluciones que van a evitar privarnos de la compañía de nuestro peludo, a nosotros y a los más pequeños de la casa. No te apresures a tomar decisiones de las que, probablemente en un futuro, te puedas arrepentir.

¿Sabes qué es el «síndrome de la cola fría»?

El síndrome de la cola fría o «miopatía coccígea» es un cuadro agudo, poco conocido, que afecta a la musculatura de la cola. Es muy típico en perros cazadores y de trabajo. Además se han remitido casos en animales hacinados, por cambios bruscos de temperatura, por ejemplo por baños en aguas muy frías o muy calientes, así como por ejercicio excesivo.

¿Cómo se presenta el cuadro?

Al ser un síndrome agudo, el animal comienza a mostrar los signos de forma casi inmediata, por ejemplo, tras hacer deporte intenso. Es muy doloroso y se ha visto que existen factores genéticos predisponentes como la raza, siendo muy frecuente este episodio en los Labrador Retriever.

Labrador retriever cachorro nadando en la piscina

La lesión es llamativa ya que da la sensación de que el animal tenga la cola fracturada. La cola se presenta flácida, a menudo rígida en la base y luego cae hacia abajo. Suele ser doloroso a la palpación por lo que recomendamos no manipular la zona.

Los síntomas suelen remitir en los primeros 3-5 días aunque en animales con la cola muy larga puede llegar a durar incluso 10 días.

¿Cómo se trata el síndrome?

No existen muchos estudios acerca de esta miopatía pero se ha comprobado que los animales responden muy bien al reposo y se pueden aplicar paños calientes en la base de la cola, con cuidado de no hacer daño al animal. Además como es un cuadro muy doloroso, te recomendamos que acudas a tu profesional veterinario para que, en caso de que lo considere oportuno, prescriba analgesia a tu peludo.

El pronóstico es bueno aunque las recidivas son frecuentes. Es muy importante evitar los factores predisponentes como cambios bruscos de temperatura, deporte excesivo, hacinamiento, etc…

El síndrome de la cola fría no suele ser muy conocido entre los propietarios de mascotas. No obstante te puedes enfrentar a esta dolencia, por ejemplo, en un fin de semana familiar en el que tu mascota está tan contenta que no para de mover y ejercitar su cola y no sabes qué hacer para aliviar su dolor. Esperamos que este artículo te ayude a entender mejor el problema y sepas qué puedes hacer, junto a las recomendaciones de tu veterinario, para hacer los síntomas más llevaderos.