perros delante de alimento extrusionado

¿Qué es el alimento extrusionado?

El alimento extrusionado es aquel que ha sido sometido a un proceso térmico para mezclar y homogeneizar los ingredientes presentes. Con fuerzas mecánicas, presión y humedad se dará consistencia y como resultado tendremos el alimento en forma de croquetas. El tratamiento térmico va a asegurar la esterilidad del alimento con lo que enfermedades como la salmonelosis quedan excluidas.

¿Cómo se elabora el alimento extrusionado?

Los ingredientes se procesan en un molino donde se consigue una textura uniforme. A continuación se pesa y se hace una fórmula diferente para cada tipo de presentación (cachorro, adulto y senior). Se mezcla y se pasa a la máquina extrusionadora donde se va a añadir humedad (agua y vapor). Por fuerzas de compresión y fricción se consigue aumentar la temperatura progresivamente, lo que hace que la materia prima no se dañe. Luego se evapora la humedad con un secador de aire caliente a más de 140ºC durante 25 minutos. Como resultado tenemos un material esponjoso que, al enfriarse y solidificarse, conservará la forma de croqueta que se le dará en los moldes de salida. El proceso acaba añadiendo aceites, minerales y vitaminas que se han perdido por la cocción a altas temperaturas ( hasta 140ºC).

pala de alimento extrusionado

Ventajas del alimento extrusionado

  • Alimento libre de patógenos ya que se consigue esterilizarlo durante la cocción.
  • Mayor digestibilidad de los almidones.
  • Conservación fácil y prolongada. No requieren refrigeración una vez abierto el envase.
  • Comodidad para administrarlo a la mascota.
  • Sencilla dosificación según edad y peso del animal.
  • Presentación en croquetas que ayudan a prevenir la formación de sarro.
  • Capaces de cubrir por completo las necesidades de la mascota. Son muy concentrados enérgica y nutricionalmente.
  • Fabricadas según edad y estilo de vida. Fórmulas veterinarias para animales con patologías.

¿Por qué es mejor que la dieta casera?

El aporte de dieta casera a nuestras mascotas puede ser beneficioso en momentos puntuales (siempre orientado por un profesional), como, por ejemplo, cuando debemos ofrecerle dieta blanda por encontrarse con problemas digestivos. Sin embargo, cuando la dieta casera se aporta de forma prolongada, puede provocar una alteración alimentaria que va a causar problemas más graves. Las principales desventajas que tiene el aporte de la dieta casera son que:

  • No cumple con las necesidades nutricionales de la mascota. Debemos conocer bien qué necesita nuestro perro o gato en su dieta. Por ello debe ser el veterinario quien formule una dieta acorde para nuestra mascota.
  • Son más caras en tiempo y dinero. Debido a que la dieta debe ser formulada específicamente para cada necesidad, el menú diario puede ser más costoso económicamente que la dosis diaria de alimento formulado. Además debemos de disponer de tiempo para hacerle la comida a diario ya que no vale que le demos lo que sobre de nuestra ración.
  • Exigen de mayores medidas de control. El no cocinar o lavar bien la comida puede producir alergias, gastritis, diarreas e incluso transmitir enfermedades como la salmonelosis. Otra enfermedad muy común es la aparición de sarro: al comer dieta blanda, no se ejerce el efecto de arrastre que tiene las croquetas del alimento formulado para animales con lo que la proliferación de bacterias es mayor.

Es muy importante que consultes con tu veterinario qué tipo de dieta se adapta a las necesidades de tu mascota. Si la opción es dar alimento formulado puedes encontrar una gran variedad en el mercado. En cambio si has decidido alimentar a tu compañero con dieta casera, debes tener mucho cuidado con los ingredientes que utilizas y es vital que te rijas a la receta que te indica el profesional para evitar futuras complicaciones.

X