Gato con gafas de sol

Empieza el calor. ¡Cuidado!, el Sol también daña a las mascotas.

Nos encontramos en la antesala del verano. El frío y la humedad dejan paso al clima seco y a las altas temperaturas. Todos sabemos que nos tenemos que proteger de la exposición al Sol, sobre todo en las horas más dañinas (12:00-16:00) pero, ¿conoces el daño que puede provocar a las mascotas?.

Daños causados por la sobreexposición solar en perros y gatos.

Los animales domésticos son particularmente vulnerables a las quemaduras solares. Por ejemplo, los animales de pelo corto y manto blanco (Dogo Argentino, Bóxer, Dálmatas, Siamés, American/Europeo Shorthair), así como las razas sin pelo (como el Viringo Peruano o Perro del Perú, Sphynx,…) son muy sensible a la luz UV, especialmente en la zona de la cabeza. Al tener el pelo corto los rayos penetran más fácilmente, llegando a la piel y provocando daños que pueden llegar a ser bastante severos. En ciertas ocasiones, esos daños pueden acabar provocando enfermedades muy graves como el Carcinoma de Células Escamosas, el cuál se ha convertido en una de las neoplasias malignas de piel más frecuentes en perros y gatos.

Otro daño frecuente durante épocas calurosas son las quemaduras en las almohadillas. Ocurre frecuentemente en perros que salen a pasear en horas en las que las temperaturas son muy altas y caminan sobre zonas que atrapan mucho calor, como es el asfalto o el pavimento de piedra.

Nosotros no somos conscientes, porque vamos calzados y podemos así protegernos de las altas temperaturas, pero las mascotas acaban con las almohadillas totalmente abrasadas. Si esto ocurriera notarías que camina muy deprisa, busca la sombra, se queja e incluso se niega a caminar.

Las altas temperaturas no sólo van a provocar quemaduras. Hay otros trastornos frecuentes en épocas calurosas, como puede ser el golpe de calor, del que ya hemos hablado en este artículo, y que no debemos olvidar dado que puede tener consecuencias fatales.

¿Cómo prevenir las quemaduras?.

El mercado ofrece diferentes protectores solares especiales para mascotas, que nos pueden ayudar para la prevención de quemaduras en animales con condiciones de pelo y piel que los hacen especialmente susceptibles. Además, para las almohadillas, existen protectores que se pueden aplicar directamente en la zona con el fin de prevenir quemaduras o irritaciones plantares.

Obviamente, aparte de utilizar productos para prevenir las quemaduras, lo más importante es aplicar las medidas necesarias para evitar la sobreexposición al Sol, sobre todo en horas en las que los rayos UV son especialmente dañinos. No dejar que los animales permanezcan en azoteas, fincas, o cualquier zona a la intemperie sin tener un sitio donde resguardarse del Sol es de las medidas más importantes. No sacar a pasear a tu perro durante el día en épocas muy calurosas, sino buscar las horas más frescas, cuando el Sol no es tan fuerte, como a primera hora de la mañana, durante el atardecer y por la noche.

Si tu mascota ha sufrido quemaduras solares debes consultar con tu veterinario de confianza para que ponga un tratamiento y haga un seguimiento a las lesiones provocadas por las altas temperaturas. El verano es época para disfrutar del buen tiempo y, con unas pocas medidas preventivas a tomar con nuestra mascota, se puede convertir en la estación más divertida del año.

X