Mi gato araña los muebles, ¿cómo puedo evitarlo?

Los gatos utilizan todas las herramientas que conocen para comunicarse con los humanos. Desde el masaje y el ronroneo hasta el marcaje urinario o con arañazos tu gato intentará llamar tu atención. Frecuentemente, el marcaje mediante arañazos territoriales ocasionan enfados en los propietarios demandando ayuda a un especialista sobre comportamiento felino.

¿Cuál es la manera de marcaje en los gatos?

La realización de marcas en los gatos puede ser:

  • Arañazos territoriales: en paredes, sillones, mesas, cortinas,…
  • Marcaje urinario: en sillones, camas, plantas,…
  • Depósito de excrementos fuera del arenero, debajo de los armarios, en la cama o en la ropa sucia de sus propietarios.
  • Alomarcaje social: por depósito de feromonas de identificación al frotar las mejillas, trufa, mandíbula, labios … con el cuerpo de su propietario. 

¿Cómo puedo actuar ante el marcaje por arañazos?

Debes saber que los arañazos, a pesar de provocar molestias en los propietarios, es un comportamiento normal en los felinos y que no puede ser eliminado.  Por ello daremos pautas para enseñar al gato a practicar este comportamiento sobre objetos concretos. 

  • Uso de rascadores. Necesarios para acostumbrar al gato a arañar en un lugar concreto. El rascador debe permitirle al gato trepar, subir peldaños que le permitan visualizar el entorno desde las alturas, tener un espacio para reposar y aislarse. Si tu gato no se interesa por el rascador puede ayudarte rociarlo con esencias, hierbas gateras o premios apetitosos. Además el rascador tiene que ser visible en cualquier parte de la habitación ya que si se esconde en un rincón el gato todavía prestará menos interés.
  • Uso de feromonas. Se pueden combinar aplicándolas en el lugar donde necesitamos que el gato arañe (por ejemplo en el rascador) junto a las feromonas en difusor y/o spray. Además son una herramienta muy valiosa para combatir el estrés. Las feromonas se pueden encontrar en formatos comerciales en centros veterinarios y tiendas especializadas.
  • Corte de uñas Se recomienda que, en caso de usar este método, se realice desde una temprana edad, para que se acostumbren a la manipulación y no cause rechazo y estrés a edades adultas.
  • Prevenir los arañazos. Para ello hay que evitar objetos que inciten al gato a sus arañazos, por ejemplo tejidos o papel pintado en paredes con relieves verticales. Puede ser de ayuda desanimar al gato a la hora de arañar o de aproximarse al lugar de sus prácticas con consecuencias desagradables (por ejemplo mojarlos con un spray con agua puede ser de ayuda).
  • Onicectomía o desungulación.  Técnica quirúrgica usada, afortunadamente cada vez con menos frecuencia, en la que se extirpan la última falange de todos los dedos con el fin de eliminar las garras definitivamente. Este método, considerado como mutilación, está prohibido en ciertos lugares como Barcelona desde el año 2003 y desde Febrero de 2018 se prohibe en toda España (según la ratificación del convenio Europeo sobre protección de animales de compañía, hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987). Extirpar las garras a un gato conlleva perder muchas de sus armas de defensa y huída, por lo que un gato desungulado que se escape de casa tiene mínimas capacidades de protección ante otros depredadores (perros). Además se le añade el intenso dolor que sufren los animales en el postoperatorio así como las complicaciones que se suelen dar en mas del 50% de los casos (hemorragias, infecciones,…).

Para los gatos el marcaje mediante arañazos es una forma de delimitar su territorio y una buena forma de eliminar la ansiedad cuando están estresados. Es un comportamiento natural del gato que debe ser conocido y aceptado antes de que entre a formar parte de la familia. Si no se cumple con este compromiso, desde dalevidaatumascota aconsejamos no adoptar a un gato como compañero.

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X