Gato vomitando

Mi gato vomita bolas de pelo, ¿es normal?

Los gatos son muy quisquillosos con el cuidado de su pelaje así como con la higiene corporal por lo que pasan mucho tiempo al día acicalándose. Es por ello que la ingesta de bolas de pelo en gatos es muy frecuente, sobre todo en razas de pelo largo. Se acumulan y se compactan en el sistema digestivo, formando los llamados tricobezoares. Durante la época de muda hay más posibilidad de encontrar estas bolas de pelo por casa.

¿Cómo se previenen los tricobezoares?

Existen unas pautas que debemos de tener como cuidados diarios para prevenir las bolas de pelo: 

  1. Cepillado diario. Vamos a conseguir disminuir la cantidad excesiva de pelo por tanto el gato traga menos cantidad y hay menos posibilidad de que se formen las bolas. Hay que insistir aún más en gatos de pelo largo. Es necesario acostumbrar al animal al cepillado desde cachorro para que se convierta en una actividad habitual y de disfrute.
  2. Aumentar la cantidad de líquido en la dieta favorece a que las bolas se deslicen y no se compacten en el sistema digestivo. Podemos aportar dieta húmeda varias veces a la semana así como estimular al gato para que beba agua.
  3. Aumentar la cantidad de fibra en la dieta. Puede ser de ayuda los alimentos formulados estilos «hairball» que aportan una mayor cantidad de fibra.
  4. Administrar malta al menos tres veces por semana. La malta es una pasta densa y de color miel. Está compuesta básicamente por extracto de malta, aceites vegetales, vaselina y en ocasiones vitamina E. Se suele dar directamente en la boca, mezclada con el alimento o colocándola en el dorso de la pata delantera del animal, dos o tres veces a la semana. Va a ayudar a la eliminación del bolo de pelo a través de las heces.

¡Cuidado!, el vómito de bolas de pelo puede ser signo de enfermedad

El vómito de bolas de pelo es un problema común en gatos domésticos por lo que por parte del propietario así como del veterinario suele considerarse como un cuadro normal. No obstante, cuando la eliminación de las bolas de pelo es frecuente, sobre todo en gatos de pelo corto, puede alertarnos de la presencia de una enfermedad subyacente que esté provocando un lamido excesivo. Por ejemplo prurito en la piel, presencia de parásitos como pulgas, intolerancia alimentaria a algún componente de la dieta o motilidad gastrointestinal alterada.

Lo mejor es observar a nuestro gato y detectar cualquier signo de alarma. Acude al veterinario si:

  • Tu gato nunca ha vomitado bolas de pelo y ha comenzado a hacerlo.
  • Normalmente vomita las bolas de pelo una vez al año pero ha aumentado la frecuencia.
  • Presencia de sangre tanto en vómito o heces con bolas de pelo.

Un estudio relativamente reciente ha demostrado que el 75% de los gatos de pelo corto y el 25% de pelo largo nunca vomitan bolas de pelo. Los gatos que si vomitan los tricobezoares lo hacen una vez al año y un mínimo porcentaje lo hace al menos dos veces al año. «Hair Balls in Cats: A normal nuisance or a sign that something is wrong? Journal Feline Medicine and Surgery, December 19, 2012″.

Muchos gatos tienen problemas digestivos no diagnosticados porque al vomitar bolas de pelo se camufla el problema considerandolo un episodio normal. Ante cualquier duda que puedas tener de la salud de tu gato debes consultar con tu veterinario y descartar lo que es normal de lo que puede ser signo de patología.

5 Comments

  1. Buenisimo el articulo. Gracias por compartirlo. Reciba un cordial saludo!
    1. ¡Muchas gracias! Nos alegra mucho que le guste el artículo.
  2. Muchas gracias por tu aportación. Feliz semana.

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X