Mi mascota ronca y se asfixia con facilidad

Este problema es muy propio de las razas braquicéfalas. Las razas braquicéfalas («braqui»-> «corto», «céfalo» -> «cabeza») se determinan por presentar un hocico más corto de lo normal (chatos), y la cabeza propocionalmente ancha. A pesar de que son animales que están muy de moda existen problemas comunes que debemos conocer antes de ser propietario de alguna de estas razas.

Síndrome respiratorio del braquicéfalo

Se trata de una patología típica de razas chatas como el Bulldog, Carlino, Bóxer, Shih-Tzu, Boston Terrier, Pekinés así como gatos Persas, Birmanos, etc… Es una enfermedad multifactorial en la que se va a crear dificultad respiratoria por obstrucción de las vías respiratorias altas. Está causada por:

  1. Estenosis de los orificios nasales (narinas). Los animales braquicéfalos tienen que hacer un gran esfuerzo para respirar por la nariz. Por ello, sobre todo en el caso de los perros, suelen respirar por la boca y jadear con mucha intensidad.
  2. Paladar blando elongado. La zona más caudal del paladar se elonga por detrás de la garganta causando obstrucción de las vías aéreas. Además se suele irritar por el paso del aire. Es de las principales causas por la que los animales presenten ronquidos al dormir o incluso paseando.
  3. Reducción del diámetro de la tráquea. La tráquea es un conjunto de anillos cartilaginosos. En los animales braquicéfalos, la luz de la tráquea (por donde pasa el aire) está reducida con lo que se crea resistencia para el paso del aire hasta los pulmones.
  4. Sacos laríngeos evertidos. Debido al esfuerzo que realizan para la respiración los sacos laríngeos se giran hacia las vías respiratorias causando mayor obstrucción. Es lo que se denomina colapso laríngeo.

Como consecuencia a estos factores los animales van a presentar intolerancia al ejercicio, respiración más trabajosa, ruidos al respirar (ronquidos) incluso en reposo, tos, dificultad al tragar, regurgitaciones, mayor susceptibilidad a sufrir un golpe de calor , etc… Otros síntomas más graves son los síncopes (desmayos), coloración azul de las mucosas por falta de oxígeno (cianosis), así como neumonía por aspiración y edema pulmonar.

Tratamiento

Lo primero que tenemos que tener claro es que no todos los braquicéfalos sufren este síndrome respiratorio y que es un síndrome progresivo con lo que es importante que, a los primeros signos, acudamos al veterinario para evaluar el caso concreto. En la mayoría de las ocasiones, el tratamiento de elección es quirúrgico. Esto favorecerá la respiración y además mejorará los procesos digestivos.

Debes conocer los problemas que puede tener tu mascota si estás pensando en ser propietario de una raza chata. No lo hagas por seguir modas. El propietario de éste tipo de mascotas debe tener, más aún si cabe, mucha responsabilidad con ellas. Van a necesitar de cuidados veterinarios más concretos, dietas especiales, juegos controlados, paseos no muy largos y mucha tranquilidad, sobre todo en épocas calurosas. A pesar de todo son mascotas muy familiares, se adaptan fácilmente al hogar incluso con niños y en ocasiones pueden llegar a ser demasiado cariñosos, ¿serás la persona adecuada para cuidar toda la vida a un chato?.

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X