Mi mascota sufre caída de pelo ¿es normal?

Es alarmante cuando vemos que nuestra mascota pierde una gran cantidad de pelo en un breve espacio de tiempo. Sin embargo, debemos profundizar en las causas que han podido producirlo para distinguir entre una razón meramente fisiológica o si, por el contrario, exige una actuación por nuestra parte.

Caída del pelo

La caída de pelo excesiva en nuestra mascota se debe a múltiples factores, como por ejemplo a una mala alimentación, falta de luz solar, cambios hormonales, estrés, etc. Otro de los factores determinantes en la caída del pelo es la estación del año en la que nos encontremos. Así en época de primavera y otoño la caída del pelo es mayor. Esto ocurre para adaptarse al clima de los meses siguientes, es lo que llamamos muda. La muda del pelo es un proceso totalmente natural en los animales y como decimos, ocurre dos veces al año. Si crees que tu mascota está continuamente perdiendo pelo debes acudir a tu veterinario.

Causas de la muda excesiva

Como explicamos, la muda puede deberse a muchas causas:

  • Alimentación: una alimentación mal balanceada no aporta suficientes nutrientes esenciales, lo cual provoca un pelo frágil y seco que tiende a caerse. Es por ello que debemos considerar cambiar el tipo de alimento que estamos dando a nuestra mascota. Podemos cambiar el origen de la proteína (pescado, cordero) y disminuir el aporte de cereales. Las mascotas con un alimento de baja calidad deben de recibir suplementos con ácidos grasos omega 3 y 6, vitamina B, cobre y zinc.
  • Luz solar: la falta de luz solar es determinante en la caída del pelo. Al contrario de lo que normalmente se piensa, la época de muda comienza con la duración de la luz solar y no con el cambio de temperatura. Por esta razón, las mascotas que viven en el interior y que están expuestas a luz artificial y a temperaturas poco variables, tendrán una muda continuada durante todo el año.
  • Factores hormonales: normalmente ocurre en las hembras. Por ejemplo durante la gestación y tras el parto se produce una caída de pelo. También en hembras con embarazo psicológico. En enfermedades endocrinas la caída del pelo es un síntoma habitual y suele ser el principal motivo de consulta veterinaria.
  • Estrés: un estado de estrés puntual como, por ejemplo, una visita al veterinario desencadena una caída excesiva de pelo que puede durar hasta dos días. Si el estrés es continuo (muy habitual en los gatos) la pérdida de pelo puede ser muy importante. Consulta con tu veterinario de confianza para que determine la causa.
  • Higiene: los baños frecuentes así como el uso de productos no adecuados puede acentuar una caída de pelo excesiva. En algunos animales, el corte de pelo ayuda a frenar la muda durante unos meses.

Recomendaciones

Al igual que pasa en las personas, cada mascota es un mundo y no a todas les funciona el mismo remedio. Lo mejor es realizar un cepillado diario, sobre todo en primavera y otoño. Con ello vamos a ayudar a eliminar el pelo frágil y potenciar la salida del pelo nuevo.

Otra solución es aportar ácidos grasos a la dieta. Por ejemplo, el aceite de salmón mezclado en el pienso ayuda a controlar la muda. Evitar los baños innecesarios o bañar en seco puede ayudarnos a que nuestra mascota pierda menos cantidad de pelo.

En definitiva, debemos tener en cuenta que si nuestra mascota está experimentando una muda excesiva de pelo puede ser normal, sobre todo si estamos en primavera u otoño. Por el contrario, si la muda es durante todo el año o si de forma puntual has detectado una pérdida de pelo importante, te aconsejamos que acudas a tu veterinario para descartar alguna patología subyacente.

 

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X