¿Sabes qué es el «síndrome de la cola fría»?

El síndrome de la cola fría o «miopatía coccígea» es un cuadro agudo, poco conocido, que afecta a la musculatura de la cola. Es muy típico en perros cazadores y de trabajo. Además se han remitido casos en animales hacinados, por cambios bruscos de temperatura, por ejemplo por baños en aguas muy frías o muy calientes, así como por ejercicio excesivo.

¿Cómo se presenta el cuadro?

Al ser un síndrome agudo, el animal comienza a mostrar los signos de forma casi inmediata, por ejemplo, tras hacer deporte intenso. Es muy doloroso y se ha visto que existen factores genéticos predisponentes como la raza, siendo muy frecuente este episodio en los Labrador Retriever.

Labrador retriever cachorro nadando en la piscina

La lesión es llamativa ya que da la sensación de que el animal tenga la cola fracturada. La cola se presenta flácida, a menudo rígida en la base y luego cae hacia abajo. Suele ser doloroso a la palpación por lo que recomendamos no manipular la zona.

Los síntomas suelen remitir en los primeros 3-5 días aunque en animales con la cola muy larga puede llegar a durar incluso 10 días.

¿Cómo se trata el síndrome?

No existen muchos estudios acerca de esta miopatía pero se ha comprobado que los animales responden muy bien al reposo y se pueden aplicar paños calientes en la base de la cola, con cuidado de no hacer daño al animal. Además como es un cuadro muy doloroso, te recomendamos que acudas a tu profesional veterinario para que, en caso de que lo considere oportuno, prescriba analgesia a tu peludo.

El pronóstico es bueno aunque las recidivas son frecuentes. Es muy importante evitar los factores predisponentes como cambios bruscos de temperatura, deporte excesivo, hacinamiento, etc…

El síndrome de la cola fría no suele ser muy conocido entre los propietarios de mascotas. No obstante te puedes enfrentar a esta dolencia, por ejemplo, en un fin de semana familiar en el que tu mascota está tan contenta que no para de mover y ejercitar su cola y no sabes qué hacer para aliviar su dolor. Esperamos que este artículo te ayude a entender mejor el problema y sepas qué puedes hacer, junto a las recomendaciones de tu veterinario, para hacer los síntomas más llevaderos.

¿Se puede bañar a los gatos?

Los gatos son de las mascotas más exigentes con la higiene. Son ellos mismos los que invierten mucho tiempo en mantenerse limpios y acicalados. No obstante, en ciertas ocasiones los gatos pueden necesitar de nuestra ayuda como, por ejemplo, si suelen salir de casa o si se manchan con orina o tierra. Aquí no quedará más remedio que darle un buen baño. Para que este momento sea lo menos traumático posible, tanto para el gato como para ti, te daremos ciertos consejos.

Read More