¿Quieres regalar una mascota por navidad?

Se acerca la época más especial del año, cargada de ilusiones, regalos y reuniones familiares. Son muchas las familias que por navidad piensan en regalar una mascota a los peques de la casa pero, ¿están tomando una decisión correcta?.

Los cuidados que necesita una mascota.

Está claro que una mascota requiere de ciertos cuidados diarios que debemos conocer antes de tomar la decisión de ampliar la familia. En el caso de los cachorros tenemos que contar con el gasto económico a corto plazo que suponen las vacunas y la identificación así como la adaptación al hogar y el aprendizaje a los paseos. Durante esta época es habitual que rompan cosas de la casa como zapatos, camas, sofás, etc. y que realicen sus necesidades en cualquier lugar hasta que aprendan a hacerlo fuera de casa. Se requiere de mucha paciencia y compromiso por parte de todos los miembros de la familia para convertir al cachorro en todo un perro educado y equilibrado.

¿Cómo elegir la mejor mascota?.

Esta decisión es muy importante. No debemos dejarnos guiar de lo amoroso que pueda parecer un cachorrito o de la raza que esté de moda. Hay que pensar friamente cómo será de adulto, si tenemos espacio y tiempo para encargarnos de la mascota elegida, la posibilidad de que podamos padecer enfermedades asociadas a la tenencia de mascotas como alergias al pelo del gato y que pueden hacer de esta fantástica experiencia un fracaso. Además, en el caso de los niños y adolescentes, hay que contar con que esa buena intención que prometen antes de tener la mascota puede comenzar a decrecer una vez agotado el factor novedoso.

Una mascota cambia tu vida y la de tu familia.

Cuando incluimos una mascota en la familia, si es una decisión responsable y consensuada por todos los miembros, es de las mejores experiencias que puede vivir una persona. Pero eso significa que debemos adoptar ciertas decisiones:

  • Vacaciones. Podemos seguir disfrutando de nuestras ansiadas vacaciones en familia sin olvidar que, o bien nos llevamos a nuestra mascota, o la dejamos a cargo de una persona o establecimiento de confianza donde la traten tan bien como nosotros.
  • Tiempo libre. Durante la semana, el estrés que supone el trabajo, el colegio, los niños, etc, no puede afectar a los paseos que requiere nuestro perro para mantener su salud (física y mental) en óptimas condiciones. Pasear 3 veces al día, unos veinte minutos cada vez, es lo recomendable. Tenemos que fomentar que se relacione con otros animales y llevarlo a sitios nuevos como la playa y el campo.
  • Gasto económico. La ley de murphy «si algo malo puede pasar, pasará«. Todos pasamos por momento económicos mejores y peores. Es aquí donde debemos ser precavidos y contar con un gasto extra a las revisiones veterinarias y alimentación. Las mascotas, como nosotros, pueden enfermar y necesitar medicación puntual o durante el resto de su vida.
  • Compaginar con la familia. Si en tu hogar ya tienes mascotas o niños pequeños que no han estado en contacto con otros animales debes tener cuidado. Pueden surgir problemas de convivencia entre mascotas o problemas de salud, como por ejemplo las temidas alergias.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es perropelo-1024x678.jpg
  • Cambios en casa para el nuevo miembro. Debemos tener una zona para el arenero y el rascador del gato, la cama donde descansa, su bebedero y comedero, etc… y que todo ello no nos suponga una molestia. Además es necesario hacer limpiezas más frecuentes para que tu hogar siga limpio.

En definitiva, tener un animal en casa no es obligatorio, pero si has tomado la decisión de ampliar la familia debe convertirse en una obligación cuidarlo y educarlo. Desgraciadamente España es el país Europeo con mayor tasa de abandono de animales al año (137.000 perros anuales son abandonados). El abandono nunca es una opción. Si no estás dispuesto a cuidar y dar todo tu amor a una mascota durante toda su vida no tengas mascota. Sé consecuente con tus decisiones y más cuando implica el futuro de una vida.

¿Qué es la Parvovirosis Canina?

La parvovirosis es considerada la principal enfermedad vírica que afecta a los perros, frecuentemente en la etapa de cachorros. Es una enfermedad muy contagiosa, sobre todo en animales no vacunados. Si no se diagnostica y se trata a tiempo tiene un desenlace fatal.

¿Cómo actúa la enfermedad?

El agente infeccioso se excreta con las heces y es muy resistente en el medio. Por ello, los animales pueden enfermar por contacto directo con material fecal de perros infectados, mostrando, unos días después del contagio, los primeros síntomas: postración y letargia. Ya que el virus afecta al tracto intestinal provocando una enteritis grave, los perros afectados cursan con intensos vómitos así como diarreas sanguinolentas. La enfermedad avanza muy rápidamente por lo que la deshidratación, anemia, shock y muerte puede ocurrir en poco tiempo. Los cachorros sin vacunar corren un riesgo muy importante de enfermar.

¿Como se tratan a los animales enfermos?

Lo más importante, en lo que a esta enfermedad tan grave se refiere, es la prevención. Se recomienda vacunar a los animales tan pronto el veterinario te lo indique (normalmente a las 3 semanas de edad) y hacer un refuerzo todos los años. Es muy importante que los perros no salgan al exterior si no han sido vacunados.

Si por desgracia tu mascota tiene parvovirosis, o tienes dudas de que tenga la enfermedad, es vital que acudas a tu veterinario cuanto antes para poder salvar su vida. El tratamiento debe ser rápido, agresivo y dirigido a tratar los síntomas para evitar la deshidratación, la anemia y los vómitos. Es probable que tu veterinario aconseje tener al animal hospitalizado mientras controla los síntomas y administra fármacos por vía intravenosa. Se mantendrá aislado de otros animales para impedir la propagación de la enfermedad, así como un buen plan de desinfección, a fin de evitar la contaminación del entorno, ropa y manos de las personas que estén en contacto con otros animales.

La parvovirosis canina termina con la vida de muchos perros al año y es algo que se puede evitar simplemente con una vacuna. Con esta enfermedad queda demostrada, una vez más, la importancia de la medicina preventiva. Acude a tu veterinario para que te ayude a prevenir estas y otras graves enfermedades.

¿Pueden tener gripe los gatos?

Es común en los gatos, sobre todo en los que viven en colonias, observar un cuadro vírico que recuerda a la gripe. Se trata de la rinotraqueitis felina, una infección de las vías respiratorias altas que está producida por un herpesvirus.

¿Qué es la rinotraqueitis felina?

Es una enfermedad contagiosa y muy corriente en los gatos. En ocasiones suelen dejar secuelas permanentes y en casos más graves pueden causar la muerte del animal. Está causada por un herpesvirus (microorganismo oportunista) y en ocasiones se acompaña por el calicivirus. Los animales con esta enfermedad serán portadores de las mismas toda la vida.

El virus se propaga mediante el contacto con las secreciones de los animales enfermos (estornudos, lagrimeo,…) de forma directa o por el contacto con objetos infectados. La excreción del virus es de forma intermitente y además en periodos de estrés cuando hay una disminución de las defensas. A pesar de que existen desinfectantes muy potentes en el mercado, estos virus pueden permanecer activos hasta una semana tras la limpieza por lo que es uno de los microorganismos más temidos en residencias y refugios felinos debido a la dificultad de erradicación.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe en gatos?

Los más afectados suelen ser los cachorros y los síntomas más comunes son:

  • Fiebre.
  • Mucosidad nasal abundante que dificulta la respiración.
  • Legañas.
  • Lagrimeo.
  • Apatía.
  • Anorexia y pérdida de peso.
  • Úlceras en la cavidad oral cuando está presente el calicivirus.

¿Cuál es el tratamiento?

No existe tratamiento farmacológico específico para el tratamiento de esta enfermedad vírica. El veterinario puede prescribir un tratamiento de apoyo para mejorar el estado general del animal. Este tratamiento se basa en controlar las posibles infecciones bacterianas y mantener al animal hidratado. También es muy importante el apoyo del propietario a la hora de limpiar las secreciones nasales que puedan provocar un taponamiento y dificultades respiratorias. Los ojos también necesitan un mantenimiento para evitar que los párpados se mantengan cerrados.

Como el animal no huele la comida debido a la mucosidad que presenta, es necesario aportar una dieta con una textura y olor atractivo que permita que el gato coma. Además este tipo de dietas (alimento húmedo) ayuda en el caso de que tenga lesiones orales por calicivirus.

Es muy importante la prevención y ésta se basa en la vacunación. Esta enfermedad es una de las primeras que se incluyen en el cuadro de vacunas de un gatito y a menudo se hace un refuerzo anual. Los gatos infectados o los que tengan sospecha de estarlo deben permanecer aislados de otros gatos y es necesario tomar medidas de higiene para evitar la propagación de la enfermedad.