Parásitos. No dejes que el problema entre en tu casa.

Con la primavera, debido a la temperatura y la humedad, empiezan a aflorar los molestos parásitos que intentarán hospedarse en nuestros animales de compañía: pulgas y garrapatas.

Prevenir antes que lamentar

Como sabes, en las próximas semanas comenzarán a subir las temperaturas, por lo que las pulgas, garrapatas y mosquitos estarán expectantes de alimentarse de cualquier animal que no esté prevenido. Es por ello que nos encontramos en el mejor momento para cuidar de nuestro peludo y comenzar con un plan de prevención de parásitos.

¿Qué parásitos pueden afectar a mi mascota?

Los parásitos pueden clasificarse, según su localización, en externos e internos:

  • Parásitos externos: son todos aquellos que se hospedan entre la piel y el pelaje del animal. Los más comunes son las pulgas, garrapatas y ácaros (alguno de éstos responsables de la sarna). Son parásitos que además de provocar mucho picor y molestias al animal, pueden trasmitirle enfermedades, y, en ocasiones, también a las personas, causando una zoonosis.
  • Parásitos internos: conocidos como gusanos. Pueden localizarse a nivel intestinal (gusanos redondos y planos) provocando en el animal diarrea, anemia, anorexia, e incluso la muerte, y a nivel cardio-pulmonar como ocurre en la Dirofilaria (trasmitida por mosquitos).
Gusano intestinal (Toxascaris leonina)

Consejos para la prevención de parásitos

El veterinario es el único que puede indicarte la mejor forma de prevenir las enfermedades parasitarias. Te podrá informar sobre cuándo y con qué frecuencia debes administrar a tu mascota los tratamientos preventivos, así como asesorarte sobre el mejor producto que se adapte a las necesidades de tu mascota (comprimidos, pipetas, collares,…). Además, si fuese necesario, podrá realizar pruebas diagnósticas para descartar enfermedades parasitarias graves o tratarlas en caso necesario.

Como habrás compronado es necesario y casi obligatorio tener un buen plan de prevención de parásitos para nuestros peludos. Hay muchas enfermedades con un desenlace fatal, causadas por estos indeseados huéspedes, que se pueden evitar muy fácilmente administrando un preventivo en casa o en consulta, siempre bajo recomendación veterinaria. Es más importante prevenir, para así no tener que llegar a tratar las molestas infestaciones por parásitos.

¿Qué es la Leishmaniosis canina?

La Leishmaniosis es una enfermedad grave en el perro causada por el parásito Leishmania infantum transmitida por un mosquito. La podemos encontrar en países como España, Navarra, Portugal, Italia, Brasil, Colombia, Grecia, Turquía, Malta, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia, Alemania y Marruecos. La picadura del mosquito puede producirse durante todo el año, pero hay mayor riesgo en épocas de calor, cuando la población de mosquitos aumenta considerablemente (es decir, entre Mayo y Septiembre). Es una enfermedad grave, el animal afectado va a tener recaídas de por vida por lo que el tratamiento es básicamente para paliar los síntomas. Con un diagnóstico precoz se puede conseguir una buena calidad de vida. Read More

Mi mascota ronca y se asfixia con facilidad

Este problema es muy propio de las razas braquicéfalas. Las razas braquicéfalas («braqui»-> «corto», «céfalo» -> «cabeza») se determinan por presentar un hocico más corto de lo normal (chatos), y la cabeza propocionalmente ancha. A pesar de que son animales que están muy de moda existen problemas comunes que debemos conocer antes de ser propietario de alguna de estas razas. Read More