¿Qué cuidados básicos necesita mi mascota?

Cuando tenemos una mascota, sobre todo si es por primera vez, es importante conocer los cuidados básicos que va a necesitar. Es imprescindible acudir al veterinario ya que es la persona encargada de enseñarte las pautas necesarias para aportar a tu mascota los mejores cuidados así como para prevenir enfermedades.

Prevención de enfermedades

La prevención básica de enfermedades alberga tres puntos que deben estar controlados al completo.

  1. Parásitos. Son muchas las enfermedades que se transmiten por parásitos. Alguna de ellas con consecuencias fatales, por lo que la prevención de parásitos debe realizarse tal y como nos indique nuestro veterinario. Dicha prevención puede hacer trimestral o mensualmente, todo depende de las necesidades de la mascota, la zona geográfica donde viva, etc… Recuerda que algunas enfermedades parasitarias son zoonóticas y que, en caso de no prevenirlas, podemos tener un verdadero problema todos los miembros de la familia. Con los parásitos: ¡mejor prevenir que curar!.
  2. Virus. Por suerte, gran parte de las graves enfermedades víricas de las mascotas se previenen con una simple vacuna. Es muy importante llevar un buen plan de vacunación desde cachorros. El veterinario se encargará de aconsejarte el mejor plan basándose en la especie y estado inmunológico de tu mascota.
  3. Esterilización. A pesar de que todavía existen propietarios que creen que lo mejor es cruzar a su mascota (en las hembras para cumplir con su falsa necesidad de gestar y tener cachorros o en el caso de los machos para que su temperamento se vuelva más suave), la mejor opción, siempre, es la esterilización. Los beneficios son múltiples como ya hemos explicado en otras entradas de nuestra web de consejos.

Higiene de la mascota.

Podemos englobarla en 4 partes:

  1. La piel y el pelo. Los baños en perros deben ser como máximo 1 al mes e incluso, si no es necesario, podemos disminuir la frecuencia. Es importante recordar que abusar de los baños puede provocar problemas en la piel y el pelo, sobre todo si no se utilizan productos específicos para el baño de mascotas. En el caso de los gatos los baños suelen ser menos frecuentes, todo depende del animal y de su estilo de vida. Tener el pelo y la piel limpia puede conseguirse combinando el baño mensual con cepillados diarios. Es la mejor manera de eliminar residuos que puedan tener en el pelo nuestra mascota y aportar brillo al pelaje.
  2. Las uñas. Las uñas que no suelen «desgastarse» al andar, como los espolones, deben cortarse siempre que sea necesario para evitar que se partan, ya que es un episodio doloroso para la mascota y muy aparatoso para el propietario. En los gatos existen rascadores donde pueden limar sus uñas y mantener el tamaño perfecto. Tu veterinario de confianza puede enseñarte cómo cortar las uñas de tu mascota sin hacerle daño.
  3. Oídos. La limpieza de los oídos debe realizarse, al menos, una vez al mes. Puedes aprovechar el día del baño para limpiarlos. En razas con las orejas caídas (Basset Hound, Cocker, Beagle,…), al tener el canal auditivo cerrado, se suele acumular más cantidad de cerumen, por lo que la limpieza puede ser más frecuente. Se desaconseja el uso de bastoncillos de algodón. Puedes limpiar la zona externa enrollando una gasa en tus dedo y frotando la oreja. Si huele mal, tiene un color oscuro que recuerda a «posos de café» o tu mascota sacude mucho la cabeza debes acudir al veterinario.
  4. Higiene dental. Es habitual, sobre todo en mascotas que se alimentan con comida casera, el acúmulo de sarro y la halitosis. Cepillar los dientes de nuestra mascota, aportar alimento seco (pienso) y ayudarnos de snacks dentales para prevenir la formación de sarro, es la mejor manera de mantener la boca sana. En animales mayores, siempre que lo aconseje el veterinario, suele ser necesario realizar limpiezas dentales por ultrasonidos. Perro sarro

Actividad física

El ejercicio físico no sólo es recomendable, sino que se ha vuelto una necesidad para personas y mascotas. El deporte mejora la forma física, previene el sobrepeso así como problemas articulares. Ayuda a expresar comportamientos normales de la raza, como explorar y rastrear olores en los perros, etc. Es una de las mejores maneras de disfrutar de la compañía de tu mascota y estrechar las relaciones entre ambos.

Como puedes ver tener una mascota requiere de ciertos compromisos que requiere ser un propietario responsable. La mascota depende de nosotros, en muchos de estos puntos, para poder disfrutar de una vida plena y libre de enfermedades. Pide ayuda a tu veterinario para cualquier duda que tengas sobre la salud de tu mascota ¡y disfrútala mucho tiempo!.

Mi gato suele escaparse, ¿qué puedo hacer?.

Que los gatos por naturaleza suelen ser muy curiosos y aventureros es cierto, pero hay situaciones en las que esta característica innata puede llevar a un problema real.

¿A qué peligros está expuesto mi gato si se escapa?.

Las situaciones más frecuentes que suelen darse, y que incluso pueden llegar a poner la vida de nuestra mascota en peligro, son los atropellos y las peleas con otros gatos.

Los atropellos los suelen sufrir los gatos que pasan la mayor parte del tiempo dentro de casa y que a penas tienen contacto con el exterior. Es muy común, por ejemplo, cuando salen despavoridos tras escuchar un ruido o al correr tras una presa.

Por otro lado las peleas también son frecuentes cuando un individuo invade la zona de otros gatos, ya que son animales muy territoriales. Aquí, quizás, puedas llegar a pensar que tu mascota acabará con mordidas o arañazos y que, con unas curas, se acaban solucionando al cabo del tiempo. Pero realmente hay un grave problema detrás. Recordemos que existen enfermedades como la Leucemia Felina e Inmunodeficiencia Felina que se contagian por el contacto con secreciones de gatos infectados, entre ellos la saliva.

Consejos para gatos «escapistas».

  • Acaba con su curiosidad. Muchas veces el acto de escaparse de casa es simplemente debido a la curiosidad que les supone el exterior. Una gran ayuda puede ser sacarlo con arnés y correa para que pueda inspeccionar bajo nuestro control. En zonas donde no pueda escapar ni saltar por muros o trepar paredes puedes incluso soltarlo y que campe a sus anchas.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Gato-correa-1-681x1024.jpg
  • Elige un punto de saludo. Si tu gato suele salir por la ventana o por la puerta de la terraza y a pesar de estar cerradas se pasa todo el día al lado de estas puertas de salida, prueba a saludarlo y darle mimos sólo si se va de esa zona. Por ejemplo, puedes poner el rascador o premiarle con alguna golosina en otro lugar de la casa alejado de las zonas de escape. Así podrías evitar que aprenda a no estar pegado a las puertas sino en el lugar donde se le dan tantas satisfacciones.
  • Juguetes. Hay ciertos artilugios que ponen a prueba el ingenio de los gatos y que les ayudan a evadirse de su entorno habitual: el interior de la casa. Por ejemplo los rompecabezas en los que puedes introducir alimento y que consiguen que tu gato utilice su perseverancia para conseguir la comida.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Gato-juguete-1024x1024.jpg
  • Esterilización. Muchos gatos se escapan de casa sólo con la intención de reproducirse. Esterilizando a nuestras mascotas (obtenemos beneficios, tanto ellos como nosotros) ganamos muchas cosas y ayudamos a evitar la sobrepoblación de animales que crecen en la calle.
  • Acondicionamiento del hogar. Evita que se queden las ventanas abiertas o utiliza redes protectoras de ventanas para gatos. Al abrir o cerrar puertas es necesario que todos los miembros de la familia se aseguren de que el gato no ha salido.

Queda demostrado, una vez más, que tener a una mascota en casa es una responsabilidad constante. Evitar que se pongan en riesgo de padecer cualquier daño, tanto dentro como fuera del hogar, a veces supone un reto. No obstante, de esto se trata, de ser un propietario responsable.

¿Por qué mi perro monta a las personas?

Es muy habitual que las personas tratemos de humanizar a las mascotas. Es por ello que se suele asociar la conducta de monta de los perros con comportamientos sexuales, cuando puede ser efecto de otras causas. A continuación explicaremos los diversos motivos por los que los perros (independientemente del género) puede montar tu pierna o brazo.

Monta por comportamiento sexual

Es una aptitud normal entre animales enteros (no esterilizados), tanto machos como hembras para responder a una necesidad hormonal y no con el fin de buscar placer. Suele ir acompañado de un lenguaje corporal como lamidos, juegos, llamada de atención con la pata, etc… En los animales castrados este comportamiento suele producirse si han tenido experiencia sexual previa a la esterilización.

Juegos, llamada de atención.

Perros jugando Otoño

Algunos perros asocian el acto de montar a otros perros y/o personas como una forma de llamar la atención o comenzar un juego. Es un acto típico de animales con déficit de atención social, perros que pasan mucho tiempo solos o que no se suelen relacionar con otros animales de forma habitual. El problema es que esta sobreexcitación mostrando la euforia que están sintiendo con este comportamiento, puede llegar a ser molesto para las personas y para otros animales, con lo que puede producirse un efecto contrario a lo que el animal busca.

Estrés

El estrés puede provocar que la monta se convierta en un hábito compulsivo. En este caso, este comportamiento interfiere en la vida de tu mascota (alimentación, sueño, alteraciones con el entorno,…) además, en casos crónicos, pueden llegar a provocar lesiones físicas. Cuando el factor estresante es puntual, como por ejemplo la llegada de una nueva mascota o visitas a casa, el perro actúa montando al nuevo perro, persona, su propietario u objetos que estén a su alcance (cojines, mantas, etc). Este comportamiento acaba cuando el entorno del animal vuelve a la normalidad.

Problemas de salud

Los animales con infecciones en el tracto urinario o incontinencia urinaria suelen mostrar este comportamiento. Ocurre también en casos de priapismo,en problemas neurológicos y/o hormonales (niveles de estrógeno/testosterona alterados) que se suelen acompañar de un lamido excesivo de la zona genital. Suelen ser graves y requiere de control veterinario.

La monta es mucho más que un simple comportamiento sexual que en cierto momento nos puede llegar a ruborizar. Si suele ser una actitud frecuente en tu mascota puede ser de mucha ayuda acudir a un experto en comportamiento canino para que te enseñe a corregir esta conducta. En ciertas ocasiones aumentar la actividad física en la mascota modifica este comportamiento, e incluso en ocasiones (menos frecuentes) puede ocultar una patología, por lo que te recomendamos que acudas a tu veterinario de confianza.