Debo ausentarme y no puedo llevar a mi mascota. ¿Qué puedo hacer?.

Cuando decidimos incorporar una mascota a nuestras vidas estamos asumiendo una serie de responsabilidades que sabemos que durarán años.

No sólo debemos estar preparados para las eventualidades que puedan ocurrir con su salud (o la nuestra) sino que, en ocasiones, nos enfrentamos a situaciones que requieren de una planificación rápida, eficiente y con los menores perjuicios posibles para ambas partes.

¿En qué situaciones no puedo llevar a mi mascota conmigo?.

Algunas situaciones extraordinarias pueden obligarte a ausentarte de casa por algún tiempo, sin que tu mejor amigo pueda acompañarte, y no siempre la decisión depende de ti:

  • Ingreso por causas médicas.
  • Viaje de trabajo.
  • Visita a personas enfermas.
  • El lugar al que te diriges no permite la estancia de mascotas.
  • El estado de salud de tu mascota no permite su desplazamiento.
  • El viaje y/o sus circunstancias pueden ser perjudiciales para para tu mascota.
  • Otras razones…

Si no viene conmigo… ¿Qué opciones tengo?.

Nuestras mascotas no pueden entender las razones que nos obligan a estar separados ese tiempo y, como parte de nuestra responsabilidad de procurarles el mayor bienestar posible lo ideal es, siempre, elegir una solución que cambie lo menos posible sus rutinas diarias con la finalidad de reducir su estrés al máximo:

  • En primer lugar, si fuera posible, lo mejor para la mascota (independientemente de la especie que sea) sería permanecer en el domicilio habitual, y que una persona conocida y afín se quedara allí los días que dure la ausencia del propietario, ocupándose de todo, como lo haría éste.
  • De no poder quedarse, se optaría también por esta situación si esta persona conocida pudiera dedicarle, al menos, amplias visitas diarias, en las que se asegurara de que todas sus necesidades (alimentación, agua, paseos/ejercicio, cariño, juego, higiene, etc) estuvieran cubiertas. Esta suele ser la opción elegida, a menudo, por los propietarios de gatos.
  • Una tercera opción podría ser desplazar a la mascota a otro domicilio, ya conocido (de amigos o familiares), llevando consigo sus enseres (cama, mantita, comedero, bebedero, juguetes, etc.). Este caso no es recomendable para los gatos, ya que cambiarlos de entorno puede provocarles un estrés notable.

Servicios externos.

En el caso de no poder recurrir a familiares o amigos, siempre puedes ponerte en contacto con profesionales que se dedican a cuidar de las mascotas de otros:

  • Paseadores caninos: Acuden al domicilio en el horario acordado, preparan al perro para el paseo, salen a hacer ejercicio juntos al aire libre el tiempo estipulado y regresan al domicilio. Algunos pueden ofrecer un «servicio extendido», que incluye encargarse de la alimentación diaria. Es la opción ideal para perros de alta energía o que precisen de cierto ejercicio físico debido a su estado de salud.
  • Acompañantes en domicilio: Suele ser la opción que eligen los propietarios de gatos. Estas personas permanecen en el domicilio de la mascota un tiempo “x” diario, para darles cierta sensación de compañía y asegurarse de que se alimentan correctamente, que tienen todo lo que necesitan, limpiar deposiciones si es necesario, darles sus sesiones de juegos y mimos, etc.
  • Guarderías / residencias/ hoteles caninos: En estos establecimientos, la mascota tiene su propio espacio con zona de descanso, zona de alimentación y zona de eliminación. Cuentan con vigilancia constante y la posibilidad de recibir periódicamente informes (e imágenes) del estado de ánimo y salud de la mascota. Además tienen la ocasión, diariamente, de disfrutar de las zonas comunes, con juegos y accesorios adecuados para ellos. Existe la posibilidad de que puedan compartir momentos con perros afines. Las medidas de seguridad establecen que todos sus usuarios tengan su cartilla de vacunación al día y hayan sido desparasitados recientemente. También existen guarderías exclusivamente para gatos.

Además, como ayuda extra a cualquiera de estas situaciones, el mercado ofrece una serie de productos profesionales que pueden ayudar a que tu mejor amigo no lo pase tan mal durante tu ausencia.

Recuerda: si tienes que ausentarte de tu domicilio unos días y tu mascota no pueda acompañarte, valora de qué recursos dispones y elige la opción que menos estrés y cambios de rutina impliquen. No dudes en dejarte asesorar por el personal de tu centro veterinario de referencia, ya que ellos son quienes mejor conocen a tu mascota y la relación de apego que tiene contigo. ¡Cuenta con su apoyo!.

Mi gato araña los muebles, ¿cómo puedo evitarlo?

Los gatos utilizan todas las herramientas que conocen para comunicarse con los humanos. Desde el masaje y el ronroneo hasta el marcaje urinario o con arañazos tu gato intentará llamar tu atención. Frecuentemente, el marcaje mediante arañazos territoriales ocasionan enfados en los propietarios demandando ayuda a un especialista sobre comportamiento felino.

¿Cuál es la manera de marcaje en los gatos?

La realización de marcas en los gatos puede ser:

  • Arañazos territoriales: en paredes, sillones, mesas, cortinas,…
  • Marcaje urinario: en sillones, camas, plantas,…
  • Depósito de excrementos fuera del arenero, debajo de los armarios, en la cama o en la ropa sucia de sus propietarios.
  • Alomarcaje social: por depósito de feromonas de identificación al frotar las mejillas, trufa, mandíbula, labios … con el cuerpo de su propietario. 

¿Cómo puedo actuar ante el marcaje por arañazos?

Debes saber que los arañazos, a pesar de provocar molestias en los propietarios, es un comportamiento normal en los felinos y que no puede ser eliminado.  Por ello daremos pautas para enseñar al gato a practicar este comportamiento sobre objetos concretos. 

  • Uso de rascadores. Necesarios para acostumbrar al gato a arañar en un lugar concreto. El rascador debe permitirle al gato trepar, subir peldaños que le permitan visualizar el entorno desde las alturas, tener un espacio para reposar y aislarse. Si tu gato no se interesa por el rascador puede ayudarte rociarlo con esencias, hierbas gateras o premios apetitosos. Además el rascador tiene que ser visible en cualquier parte de la habitación ya que si se esconde en un rincón el gato todavía prestará menos interés.
  • Uso de feromonas. Se pueden combinar aplicándolas en el lugar donde necesitamos que el gato arañe (por ejemplo en el rascador) junto a las feromonas en difusor y/o spray. Además son una herramienta muy valiosa para combatir el estrés. Las feromonas se pueden encontrar en formatos comerciales en centros veterinarios y tiendas especializadas.
  • Corte de uñas Se recomienda que, en caso de usar este método, se realice desde una temprana edad, para que se acostumbren a la manipulación y no cause rechazo y estrés a edades adultas.
  • Prevenir los arañazos. Para ello hay que evitar objetos que inciten al gato a sus arañazos, por ejemplo tejidos o papel pintado en paredes con relieves verticales. Puede ser de ayuda desanimar al gato a la hora de arañar o de aproximarse al lugar de sus prácticas con consecuencias desagradables (por ejemplo mojarlos con un spray con agua puede ser de ayuda).
  • Onicectomía o desungulación.  Técnica quirúrgica usada, afortunadamente cada vez con menos frecuencia, en la que se extirpan la última falange de todos los dedos con el fin de eliminar las garras definitivamente. Este método, considerado como mutilación, está prohibido en ciertos lugares como Barcelona desde el año 2003 y desde Febrero de 2018 se prohibe en toda España (según la ratificación del convenio Europeo sobre protección de animales de compañía, hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987). Extirpar las garras a un gato conlleva perder muchas de sus armas de defensa y huída, por lo que un gato desungulado que se escape de casa tiene mínimas capacidades de protección ante otros depredadores (perros). Además se le añade el intenso dolor que sufren los animales en el postoperatorio así como las complicaciones que se suelen dar en mas del 50% de los casos (hemorragias, infecciones,…).

Para los gatos el marcaje mediante arañazos es una forma de delimitar su territorio y una buena forma de eliminar la ansiedad cuando están estresados. Es un comportamiento natural del gato que debe ser conocido y aceptado antes de que entre a formar parte de la familia. Si no se cumple con este compromiso, desde dalevidaatumascota aconsejamos no adoptar a un gato como compañero.

¿Cuáles son las razas de perro consideradas «potencialmente peligrosas»?

Las razas de perros potencialmente peligrosas o P.P.P. son todas aquellas que por sus características morfológicas o agresividad puedan suponer una amenaza para la integridad física de personas y otros animales.

Concretamente, según la Ley 50/1999 y a su Reglamente de desarrollo 287/2002, tienen la consideración de P.P.P. las siguientes razas así como sus cruces:

Pitbull Terrier

Staffordshire Bull Terrier

Stafforshire Bull Terrier

American Staffordshire Terrier

Rottweiler

Dogo Argentino

Fila Brasileiro

Tosa Inu

Akita Inu

Además según el Decreto 287/2002 Anexo II, se considera animales potencialmente peligrosos aquellos que cumplan todas o la mayoría de las siguientes características :

  • Fuerte musculatura, aspecto robusto, poderoso, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico con medidas comprendidas entre 60 y 80 cm. Tamaño de la cruz 50 y 70cm y un peso superior a 20Kg.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta con cráneo ancho y grande, mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • Cuello musculoso, ancho y corto.
  • Pecho macizo, ancho, musculoso, profundo, grande con costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas. Extremidades posteriores muy musculadas relativamente largas formando un ángulo moderado.

La tenencia de cualquiera de estas razas y sus cruces requerirá la previa obtención de una licencia administrativa que será otorgada por el Ayuntamiento del solicitante. Esta licencia tiene validez de 5 años, pudiendo ser renovada sucesivamente por periodos de la misma duración.

¿Qué requisitos exige la Licencia para la tenencia de P.P.P.?

  1. Ser mayor de edad.
  2. No tener antecedentes legales por homicidio, lesiones, torturas, delitos contra la libertad o contra la integridad moral, libertad sexual o salud pública. Haber estado asociado a bandas armadas o de narcotráfico así como no estar privado jurídicamente a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  3. No haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves con algunas sanciones accesorias previstas en la Ley 50/1999 sobre el régimen jurídico de animales potencialmente peligrosos.
  4. Disponer de capacidad física así como aptitud psicológica para la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Se obtiene mediante un certificado psicotécnico consistente en un reconocimiento tanto médico como psicológico.
  5. Formalizar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con cobertura no inferior a 200.000€.

Medidas de seguridad con animales considerados potencialmente peligrosos

La presencia en lugares o espacios públicos de P.P.P. exige que la persona que lo controle llegue consigo la licencia administrativa, que el animal tenga, de forma obligatoria, bozal apropiado para la tipología racial además de que la correa sea de tipo no extensible y con menos de 2 metros de largo. Además no está permitido llevar más de una de estas razas o cruces de perros por persona.

La pérdida o robo del animal debe ser comunicada al Ayuntamiento de residencia del propietario en un plazo máximo de 48 horas desde que se tenga conocimiento de los hechos.

En cuanto a los cuidados de salud el propietario está obligado a tener la cartilla de vacunación actualizada, obligatoriamente la vacuna anual de la Rabia, así como mantener una desparasitación periódica y someterlo a observación veterinaria cuando muestre signos de enfermedad o sufrimiento.

Recordar que, tanto las razas consideradas como potencialmente peligrosas como las que no, los propietarios están obligados a limpiar los excrementos que realicen sus mascotas en la vía pública y depositarlo de manera higiénica en los cubos de basura o en los lugares que la Autoridad Municipal determine a tal efecto, así como diluir con agua las micciones.

Legalmente son los requisitos que debemos cumplir si queremos ser propietario de una de las razas descritas o sus cruces. No obstante ,no hay que olvidar que siguen siendo una mascota, que necesitan socializarse con otros animales y personas, incluidos los niños, ya que si los mantenemos al margen de la sociedad, no permitimos juegos ni paseos por zonas concurridas acabaremos teniendo un perro con carácter marcado genéticamente lleno de miedos, estrés y frustraciones. Probablemente todas estas condiciones hagan cumplir la ley pero van a fomentar los problemas de comportamiento que las originan. Ten un perro educado, equilibrado y feliz sea P.P.P. o no.