¿Sabes qué es el «síndrome de la cola fría»?

El síndrome de la cola fría o «miopatía coccígea» es un cuadro agudo, poco conocido, que afecta a la musculatura de la cola. Es muy típico en perros cazadores y de trabajo. Además se han remitido casos en animales hacinados, por cambios bruscos de temperatura, por ejemplo por baños en aguas muy frías o muy calientes, así como por ejercicio excesivo.

¿Cómo se presenta el cuadro?

Al ser un síndrome agudo, el animal comienza a mostrar los signos de forma casi inmediata, por ejemplo, tras hacer deporte intenso. Es muy doloroso y se ha visto que existen factores genéticos predisponentes como la raza, siendo muy frecuente este episodio en los Labrador Retriever.

Labrador retriever cachorro nadando en la piscina

La lesión es llamativa ya que da la sensación de que el animal tenga la cola fracturada. La cola se presenta flácida, a menudo rígida en la base y luego cae hacia abajo. Suele ser doloroso a la palpación por lo que recomendamos no manipular la zona.

Los síntomas suelen remitir en los primeros 3-5 días aunque en animales con la cola muy larga puede llegar a durar incluso 10 días.

¿Cómo se trata el síndrome?

No existen muchos estudios acerca de esta miopatía pero se ha comprobado que los animales responden muy bien al reposo y se pueden aplicar paños calientes en la base de la cola, con cuidado de no hacer daño al animal. Además como es un cuadro muy doloroso, te recomendamos que acudas a tu profesional veterinario para que, en caso de que lo considere oportuno, prescriba analgesia a tu peludo.

El pronóstico es bueno aunque las recidivas son frecuentes. Es muy importante evitar los factores predisponentes como cambios bruscos de temperatura, deporte excesivo, hacinamiento, etc…

El síndrome de la cola fría no suele ser muy conocido entre los propietarios de mascotas. No obstante te puedes enfrentar a esta dolencia, por ejemplo, en un fin de semana familiar en el que tu mascota está tan contenta que no para de mover y ejercitar su cola y no sabes qué hacer para aliviar su dolor. Esperamos que este artículo te ayude a entender mejor el problema y sepas qué puedes hacer, junto a las recomendaciones de tu veterinario, para hacer los síntomas más llevaderos.

Golpe de calor en perros

¿Qué es el golpe de calor?

Cuando un perro sufre un golpe de calor aumenta su temperatura, ya sea de forma repentina o progresiva, debido a una exposición a altas temperaturas ambientales. Esto ocurre porque los perros no sudan a través de su piel como lo hacemos los humanos y el expulsar eficazmente el calor de su cuerpo es mucho más lento y cuesta más energía.

Las razas chatas o braquicéfalas, como es el caso de los Bulldogs Francés, Bulldogs Inglés, Carlino, Pekinés, Bóxer, Shar Pei, Lasha Apso, Shih Tzu, King Charles Spaniel y Boston Terrier, son más vulnerables a sufrir un golpe de calor debido a su anatomía del aparato respiratorio, con lo que debemos tener especial cuidado para prevenir este episodio.

Los síntomas de un perro con un golpe de calor son, por ejemplo, un jadeo excesivo, babea, está inquieto, busca zonas de sombra, se acuesta en zonas frías, evita moverse, sufre temblores, falta de equilibrio, apatía, cambio de color en las encías, su temperatura aumenta por encima de los 40ºC, etc.

¿Cómo puedo prevenir un golpe de calor?

Para prevenir un golpe de calor lo principal es evitar los paseos en época de primavera-verano en días calurosos y en horas de máxima temperatura. Debemos de tener agua limpia y refrescante a libre disposición, mantenerlo en una zona fresca con sombra, evitar la exposición al sol por ejemplo cuando se trata de animales que estén en fincas, evitar el uso de collares  y si fuese preciso refrescarlos con un buen baño utilizando agua tibia, nunca fría ya que se puede provocar un shock por el cambio de temperatura y podría llegar a ser contraproducente.

Hay que tener en cuenta que si esta situación no se aborda de forma inmediata la vida del animal corre peligro debido a la seriedad de lesiones orgánicas que se producen.

Si tu animal está sufriendo un golpe de calor o tienes dudas de que lo esté padeciendo, acude lo antes posible a tu veterinario aportando los primeros auxilios descritos para evitar un desenlace fatal.