Chihuahua con la sombra de un lobo

¿Un perro se alimenta igual que un lobo?

Más allá de que comparten un mismo origen, existen diferencias significativas entre lobos y perros. Siendo conscientes de estas diferencias, seremos capaces de entender las necesidades de cada uno.

¿Cómo se alimentan los lobos?

Lobos comiendo

Los lobos (Canis lupus) son animales cazadores. Buscan a sus presas en manada y se alimentan exclusivamente de carne. Ovejas, cabras, cerdos, ciervos, renos e incluso caballos son un manjar para estos depredadores. Cuando las presas escasean, pueden llegar a comer animales más pequeños como serpientes, pájaros e incluso perros y gatos. Rara vez se alimentan de frutas y hortalizas, siempre lo hacen como última opción. Su modo de alimentarse es cazar, comer y proteger los restos para no cazar a diario. A la hora de comer tragarán cuanto puedan (pueden llegar a comer 10 kilos de carne de una sola vez y luego pasar días sin comer). Tras el banquete, vuelven a su cobijo para regurgitar carne y así alimentar a los lobeznos.

Por tanto, el lobo es un mamífero carnívoro en el que su alimentación es básicamente proteína animal y agua, que consumen en grandes cantidades.

¿Cómo se alimentan los perros?

Los perros (Canis lupus familiaris), a diferencia del lobo, son animales domésticos que llevan entre nosotros unos 15.000 años. No es hasta prácticamente mediados del siglo XX que los perros han empezado a consumir productos especialmente formulados para ellos. En su evolución, han sido consumidores de los restos de comida que han dejado los humanos. Con ello se alimentan de proteínas y además tienen un aporte de carbohidratos, grasas, vegetales e incluso fruta en cada ración. Los alimentos formulados siguen, en general, estos principios y se pueden modificar según el tamaño, edad o patologías presentes en el individuo. Además, actualmente, el alimento lo tienen a su disposición diariamente dos veces al día. Es decir, no necesitan cazar para guardar a sus presas y garantizar el alimento en épocas de escasez. Los perros domésticos con instinto cazador, cazan presas más pequeñas como lagartos y aves y como acto de diversión, no para alimentarse.

Por tanto, se puede decir que el perro es un mamífero omnívoro ya que su alimentación es variada, y comen en pequeñas cantidades varias veces al día.

Otras diferencias entre perros y lobos

Las diferencias entre el lobo y el perro no son exclusivas a su alimentación. Existen diferencias físicas y de comportamiento muy significativas.Lobos enfrentados

  • Físicamente: la cría selectiva ha creado muchas diferencias entre el lobo y el perro. Por ejemplo, el lobo tiene una boca muy prominente que junto a la potencia mandibular le hace un depredador perfecto. Otra diferencia es la presencia de una glándula llamada pre-caudal (para el marcaje entre individuos de la manada), presente en los lobos y ausente o atrofiada en los perros. El pelo del lobo es más espeso, muy parecido al del Husky Siberiano, lo que sirve para proteger del frío. Además la muda sólo ocurre en primavera, al contrario que en los perros que sucede en primavera y otoño.
  • Reproducción: los lobos se aparean una vez al año. Las hembras son monoéstricas, es decir, sólo tienen un celo al año (entre enero y abril) mientras que las perras son diéstricas (dos celos anuales).
  • Comportamiento: los lobos son animales salvajes que pueden llegar a ser dócil con el humano pero no domesticables. De hecho los lobos o híbridos de lobos que se han criado en un seno familiar acabarán causando estragos dentro del hogar por su instinto salvaje. Son animales muy intranquilos y curiFamilia caninaosos por lo que estar encerrados en un lugar puede ser fatal para su instinto de depredador.

Riesgos asociados a este mito

Muchos propietarios consideran que el perro y el lobo tienen necesidades similares (producto de una mala orientación) y tienden a abusar de dietas hiperprotéicas, es decir, con un alto contenido en proteína animal. Lo cierto es que un lobo no podría soportar una alimentación de un perro de compañía y viceversa.

Comparativa de la alimentación de lobos salvajes y perros domésticos

 LOBOPERRO
PROTEÍNAS49%25%
GRASAS44%7%
HIDRATOS DE CARBONO6%>60%
CALCIO5,7%0,8%
FÓSFORO3,3%0,6%
Fuente: «Evaluación de la dieta ofrecida al lobo mexicano (Canis lupus baileyi) en el CIVS (Centro para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre) de San Cayetano, en el Estado de México».

La evolución biológica es la responsable del origen de nuevas variantes, nuevas especies, así como de la mejora genética de las mismas. El perro es una evolución del lobo pero es una especie doméstica que requiere de necesidades y costumbres diferentes a sus antepasados.

X